Puede que esta noche hayas participado en una carrera ilegal de coches de forma inconsciente. Habrás oído el rugir de los motores, habrás sentido la emoción de los que te apoyaban, puede que hasta una gota de sudor te resbalase por la mejilla. Sin embargo, ¿has percibido el olor a rueda quemada contra el asfalto?, ¿has sentido el olor del ambientador para el coche que llevas en tu retrovisor?

Mientras duermes puedes vivir una emocionante aventura o sufrir una desagradable experiencia dentro de tu subconsciente, sin embargo, sabrás que todo es un sueño porque serás incapaz de percibir los olores. Según las investigaciones realizadas por Rachel Herz, autora del libro “El aroma del deseo” y profesora de psiquiatría en Brown University, las personas no responden a los olores durante la fase REM del sueño, la fase conocida como el sueño profundo. Esto explica por qué muchas personas no se despiertan al percibir el olor a humo.

Aunque no seamos capaces de percibir los olores mientras estamos en la fase profunda del sueño, las investigaciones sobre los estímulos olfativos sí que demuestran que los mejores aromas influyen en lo que soñamos. El estudio de Boris Stuch de la Universidad de Mannheim demuestra que los olores desagradables hacen que tengamos sueños agitados. Por el contrario, los aromas de ambientadores agradables como el de rosas nos hace experimentar sueños bonitos.

Por este motivo, la aromaterapia constituye un tratamiento eficaz para las pesadillas nocturnas, puesto que las emociones más agradables son impulsadas por fragancias delicadas. Si tienes pesadillas nocturnas, o tu hijo no consigue descansar por este mal que suele afectar entre los 5 y 7 años, puedes recurrir a uno de los ambientadores Ambientair de fragancias suaves, como nuestros ambientadores infantiles con aroma a colonia de bebé.

Por otro lado, y si eres un romántico convencido, para crear el mejor clima con tu pareja, no hay nada como poner en su mesilla de noche este ambientador mikado.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *