Animikados

Los aromas tienen la mágica capacidad de transportarnos en el tiempo y en el espacio. De hecho, influyen directamente sobre nuestro estado de ánimo y pueden convertirse en una poderosísima herramienta que nos llene de energía y bienestar.

Por eso, los aromas de Animikados pretenden ir más allá del sentido del olfato y tocar el alma. Tras la marca hay toda una filosofía vital que apuesta por la aromaterapia para conseguir cambiar o mejorar nuestro estado de ánimo impulsando valores como la libertad, la alegría, el optimismo, el buen humor o el entusiasmo por la vida.

Los Animikados no son sólo difusores que huelen genial, son también estados de ánimo representados por unos adorables personajillos con lo que podemos sentirnos identificados o a través de los que podemos identificar a la gente que nos rodea.

¿Quién no tiene en su vida una alegría de la huerta, un espíritu libre o un rabiosamente guapo?

Además, te invitamos a profundizar más en nuestro alma: conoce Animikados Solidario, un proyecto que nace del corazón y el compromiso con diferentes causas.