HISTORIA/S DEL AMBIENTADOR (I): LOS AROMAS DEL ANTIGUO EGIPTO

La importancia que alcanzaban las fragancias en forma de ambientador o de perfume en el Antiguo Egipto está profusamente documentada en numerosos relieves y textos de papiros. Del cuidado personal a los ritos funerarios, los aromas ocupaban un papel tan principal en la vida cotidiana y religiosa que, progresivamente transmitido en tiempo y espacio al resto de la Humanidad, su obtención y aplicaciones han pasado a forma parte del acervo cultural acervo cultural de todas las civilizaciones contemporáneas.

Ambientador y perfume desde el origen de los tiempos

El uso del ambientador y del perfume debe ser tan antiguo como el sentido humano del olfato mismo. Inundar el entorno en que se vive con aromas agradables, aplicarnos en el propio cuerpo alguna sustancia que mejore la percepción que los demás tienen de nosotros, deben ser reflejo de la personalidad humana tan arcaicos como su misma existencia.

Chinos, indios, egipcios, griegos, romanos, árabes… fueron progresivamente desarrollando y refinando la obtención de toda clase de esencias que, hasta hoy, han sido y son uno de los motivos más generalizados de aportar felicidad a nuestra existencia.

Pasión y devoción egipcias por las fragancias

Dadas las extremadas condiciones de temperatura y sequedad de la zona que habitaban, no es de extrañar que el ambientador y el perfume jugaran un importante papel a la hora de mitigar los olores corporales y ambientales derivados del calor.

Desde las primeras dinastías, fragancias y ungüentos formaron parte del ajuar funerario y resultaron indispensables en los ritos de los templos. En las ceremonias se empleaban toda clase de emplastos y fumigaciones, elaborados con resinas y otros compuestos o con preparados compuestos (como el kyphi o kapet, un tipo de incienso que incluía pasas entre otros ingredientes) como símbolo de pureza. Las representaciones más comunes de incienso en el antiguo Egipto provienen de tumbas y templos donde las escenas estándares presentan un faraón o sacerdote utilizando un incensario en la purificación de una momia o la estatua de un Dios.

Con idéntica profusión, los perfumes eran un elemento básico en el cuidado personal de hombres y mujeres como indicador de estatus social y de prestancia, atribuyéndoseles propiedades higiénicas (como ambientador para disipar los malos olores) y curativas, para purificar el aire y alejar toda clase de enfermedades.

Obtención y elaboración

La calidad del perfume y del ambientador que se elaboraban en Egipto dio al País del Nilo gran fama en todo el Mediterráneo.

Para ello, utilizaban flores autóctonas como el lirio, el iris, el mirto, el loto blanco, el loto azul y flores de distintas variedades de acacia, además de plantas aromáticas como la menta, la mejorana, el eneldo y juncos olorosos. También se usaban las flores de alheña, la raíz de la espina de camello (un tipo de acacia).

Otras sustancias y resinas olorosas, agrupadas bajo la genérica terminología de incienso, se obtenían a través de expediciones a tierras lejanas.

Para extraer las esencias, los egipcios maceraban las partes de la planta en un aceite vegetal o utilizaban una técnica parecida al enfleurage actual, alternando capas de grasa y capas de flores y dejándolas en maceración hasta obtener la grasa impregnada de la esencia.

Para lograr la persistencia del aroma y retrasar la evaporación se añadía un fijador, como la espata de palmera datilera.

Mediante estas técnicas los egipcios elaboraron perfumes característicos, que les procuraron renombre dentro y fuera de sus fronteras. Los autores de la Antigüedad nos revelan las recetas de composición de muchos de ellos y nos hacen sospechar que allí surgieron los primeros profesionales del perfume.

Del Antiguo Egipto hasta hoy, en Ambientair pensamos que los aromas son emociones por las que merece la pena vivir y, por este motivo, hemos creado una gran variedad de productos y aromas destinados a llevarte a un mundo de sensaciones.

Conócelos y te conocerás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.