Entrevista a Andres Ortega, CEO de Ambientair

Andres Ortega es CEO de Ambientair, grupo empresarial que se dedica a la fabricación de ambientadores, velas y un variado portfolio de productos para la decoración. Compagina su labor con la presidencia de la Federación Empresarial  Segoviana (FES) y  desde hace poco también es presidente del Patronato Centro Nacional del Vidrio, Real Fabrica de Cristales de la Granja.

Apasionado del mundo empresarial, muy involucrado en la sociedad apoya diferentes proyectos solidarios y es mecenas del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente y participante activo de los Conciertos de las Velas de Pedraza.

¿Qué importancia tiene la marca para una empresa como Ambientair?

Para Ambientair, la marca es lo que queda en la mente de los usuarios tras haber consumido los productos. Ha de resumir nuestros estándares de calidad en un vistazo. Buscamos dejar huella en el recuerdo de los clientes, que tengan una buena experiencia con el producto y por tanto conseguir que vuelvan a por ellos. Para generar una relación de confianza y fidelización debemos diferenciarnos de la competencia, ofrecer lo que otros no ofrecen y encontrar nuestro sitio en el mercado, y esto se consigue con una buena imagen de marca detrás de la cual se encuentran productos de calidad.

Mirando la parte de identidad corporativa, nuestro cambio de imagen nos ha abierto aún más puertas a la internacionalización. Hemos cambiado a algo que simple y elegantemente representa todos los productos de ambientación de hogar que fabricamos. Además el logo se mimetiza perfectamente en cada una de nuestras líneas, aceptando todo tipo de estilos modernos, rústicos o románticos. Nos hace estar más cerca de la innovación y adaptarnos a las tendencias del consumidor.

Trabajáis con 10 marcas (Ambientair, Animikados, Lacrosse, Le Jardin de Julie, Sweetie Aromas…) ¿qué ventajas y qué inconvenientes supone para la empresa trabajar con varias marcas?

Siempre estamos creando nuevas colecciones. Tenemos muchas y muy diferentes, lo cual nos ha permitido llegar a todas las clases de gustos y estilos del mercado, tanto en la gran superficie como en tiendas especializadas.

En nuestra estrategia como marca Ambientair todos nuestros productos se albergan bajo este nombre, pero permiten ser diferenciados. Por ejemplo, tenemos líneas destinadas a supermercados y grandes superficies en donde la decisión de compra es más impulsiva y su rotación es muy alta. En estos centros podemos encontrar las líneas de Ambientair Classic, Ambientair Basic, Ambientair Natural & Fragrances… Cambian precios, aromas, formatos y estilos, por tanto se adaptan mejor a los gustos del cliente, que sabe que siempre bajo el nombre de Ambientair encontrará un buen producto.

En tiendas especializadas de regalos, decoración, cosmética…, el público es muy diferente, por tanto el producto también lo es. En estos casos el nivel adquisitivo de los consumidores es alto, no les importa pagar un poco más si encuentran en el producto exclusividad, un packaging diferente, buen diseño y por supuesto un gran aroma y calidad. Aquí nos presentamos con la gama más alta, denominada Ambientair Collections, que alberga dos líneas (Lacrosse y Le jardin de Julie). En este tipo de negocio también aparece nuestra marca Animikados, un concepto diferente que trata de emociones, con formatos muy llamativos y una filosofía única que es muy apreciada en el mercado nacional e internacional.

Además contamos con otras líneas de nivel medio destinadas al departamento DPH (droguería, perfumería e higiene), con productos como siempre de calidad que son reclamados por el cliente, pero muy susceptibles al precio puesto que aquí la competencia es mayor.

Contamos con diferentes equipos comerciales que se dedican a cada una de estas líneas de negocio descritas, desarrollando nuevos productos y analizando constantemente las amenazas y las oportunidades de los distintos sectores, así como las tendencias de los clientes.

El cliente compra los productos de diferentes formas: buscando algo competitivo en precio, algo para regalo, algo decorativo para su hogar, un producto que encaje con su estilo de vida… y por supuesto, dentro de cada uno, sus aromas.

Hace poco hemos dado el salto al mercado de la cosmética con la tradicional marca Dermatina (la de la famosa Crema de Manos Globo, que ya usaban nuestras abuelas). Despertando su recuerdo, en el mercado hemos encontrado un gran sentimiento de nostalgia. De su línea tradicional donde se encuentra esta crema tan representativa, mantenemos sus fórmulas originales que siguen funcionando muy bien en el mercado actual, pero también estamos desarrollando nuevos productos potentes e innovadores que nos llevarán a un sector de público más joven.

Viajáis y dais a conocer vuestros productos en ferias, ¿cuál es la estrategia de promoción que está siguiendo la empresa en los mercados internacionales?

La excelente calidad de nuestros productos se establece como la mejor estrategia de éxito. No obstante, nuestra clave para implantarnos en los mercados internacionales es partir de las grandes superficies y supermercados, allí nos presentamos como Ambientair Natural Fragrances, Ambientair Classic y Ambientair Basic entre otras. Internacionalmente también contamos con colecciones adecuadas al nivel medio para la parte de perfumería, pero básicamente buscamos consolidarnos y tener una posición sólida antes de avanzar fuertemente con el resto de gamas. Aún no hemos comenzado a invertir en cuanto a comunicación o publicidad en este mercado, aunque se encuentra entre nuestros planes de futuro.

¿Qué mercados tienen actualmente mayor peso y cuáles son los mercados de futuro?

Uno de los mercados que en nuestro caso tiene cada vez más peso es el mercado internacional. El ranking de los países a donde más exportamos lo encabeza México, seguido por Portugal y Francia.

Nuestro mercado de futuro es Estados Unidos, en el que ya estamos introduciéndonos con grandes cuentas. Nuestro propósito es trabajar con los grandes players del mercado y alcanzar un volumen de negocio satisfactorio. Para ello contamos con una filial en Miami y acudimos a diversas ferias (entre ellas la más importante de nuestro sector, The Atlanta International Gift & Home Furnishings Market en la categoría de High Design). También buscamos seguir creciendo en Asia y establecer nuestro hueco en Reino Unido.

No nos imponemos ni límites ni fronteras, y tenemos claro que hay que cuidar al máximo la calidad de los materiales y el trabajo bien hecho, que son nuestros puntos fuertes frente a los fabricantes asiáticos. El “Fabricado en España” nos diferencia en todos los sectores, y en Ambientair trabajamos para poner en valor esa calidad por la que mundialmente se nos reconoce, aunque muchos españoles no terminemos de creérnosla.

¿Qué importancia tiene para la empresa el canal de venta online? ¿qué porcentaje aporta a las ventas totales de la compañía?

En nuestro caso el canal online es una gran carta de presentación. Es importante porque es una manera muy directa de llegar al consumidor final, aunque no al intermediario, por lo que no supone un gran porcentaje en las ventas totales de la compañía.

El mercado online de las fragancias es… peculiar. A través del teléfono móvil o el ordenador no se pueden conocer los matices del aroma “océano” en un ambientador de coche. Aunque la imaginación nos ayude y el riesgo de equivocarse sea muy bajo, lo más corriente es que los clientes que lo compran ya conozcan el producto.

En la venta online hay que conectar con el producto a un nivel diferente al del perfume, sobre todo si no contamos con una experiencia previa ni de la fragancia ni del formato: a través de la imagen de marca, de la filosofía del producto, de la historia que cuenta la colección y sobre todo de su estilo. No olvidemos que como ocurre con las velas o los ambientadores de varillas, estos son objetos funcionales pero también decorativos.

Aun así cada vez más personas compran online fragancias para sus estancias sin haberlas probado antes. Este es un momento en el que los aromas son algo muy importante en nuestro día a día. Ni si quiera nosotros somos exclusivos de una sola colonia o perfume cosmético, y aunque haya un favorito, le acompañan muchos otros frascos. En nuestro hogar ocurre lo mismo: encontramos diversión en cambiar de fragancias más a menudo, en usar diferentes para cada estancia, en probar nuevos aromas, en sorprender a nuestro sentido del olfato. A pesar de que comprar online una fragancia tiene riesgo, sobre todo cuando el aroma no es tan popular o los componentes son a veces intrigantes y sugerentes (goji, tuberosa, matcha, vetiver…), este riesgo forma parte del juego de la experiencia de compra y de la conexión con la marca.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta Ambientair actualmente?

Los retos son muy grandes para Ambientair y para cualquier empresa que esté actualmente en el mercado y quiera mantenerse en él. No es fácil continuar el ritmo de crecimiento que tenemos hasta ahora, requiere un gran esfuerzo diario de todo el equipo comercial y de los departamentos que le dan soporte. Creo que el secreto está en conocer cada vez mejor al cliente, saber qué quiere y a qué aspira, y ser capaces de ofrecerle productos que cumplan sus expectativas.

El futuro pasa por mejorar, fortalecer y establecer nuestras colecciones, así como consolidar la expansión geográfica nacional e internacional y conseguir una presencia global. Potenciar el marketing online, la comunicación one to one y ser capaces de adelantarse a los movimientos del mercado, saber detectar las tendencias e incluso ser capaces de crearlas.

Nuestros retos son propios de una marca aspiracional. Seguimos con nuestro objetivo de calidad del producto, basado también en la continua mejora y en la búsqueda de la innovación y el valor añadido. Esta innovación aplicada a nuestras líneas, a los productos y a la compañía es nuestra clave.

Fuente original en www.marcasrenombradas.com

Actualizamos nuestras condiciones de privacidad cumpliendo el Reglamento UE 2016/679 del 27 de abril o GPDR. Descartar